Venta de Facsímiles

Libro de horas de Felipe el Hermoso

El Nombrado Libro de Horas de Felipe el Hermoso, también llamado del Conde-Duque de Olivares,es uno de los más interesantes referentes en el bien conocido campo de los “ Libros de Horas” ,por cuanto quizá ningún otro, desde las muy ricas Horas Del Duque de Berry,Ha combinado tan graciosa y delicadamente escenas de la vida cotidiana con el calendario litúrgico en las fases y meses del año

ENCUADERNACIÓN

CARACTERÍSTICAS DEL FACSÍMIL

Edición limitada a 980 ejemplares para todo el mundo, certificados y numerados por el propio Real Colegio.

Papel de fabricación especial reproduciendo la textura, grosor y carteo de la vitela original.

Compuesto por 308 página, con más de 1000 miniaturas a página entera, iluminadas con oros, capitulares, orlas, escenas de juegos……

Plegado, coleccionado y cosido de cuadernillos manual.

Encuadernado artesanalmente en fina piel de becerro, con ornatos de oro en marcas a fuego en lomo y cubiertas de clara influencia mudéjar.

Cada facsímil va presentado en su correspondiente “chemisette” caja-estuche, acompañado de su correspondiente “corpus” de estudio, realizado por especialistas de reconocido prestigio.

Beato de las Huelgas

Según consta en su colofón, este manuscrito fue terminado en septiembre del año 1220 y había sido encargado por una dama, a la que el autor llama «N», «siempre generosa con Dios y con los hombres» que «tendió su mano a la Bendita Virgen María y al Bendito Juan Evangelista». En principio se había considerado que esa dama era la reina Berenguela, viuda de Alfonso IX de León e hija de Alfonso VIII y Leonor, que había solicitado el Beato para su uso en Santa María la Real de Las Huelgas, monasterio femenino dedicado a la Virgen que había sido fundado por sus padres en 1187, y donde aún permanecía este manuscrito en el siglo XVIII. Sin embargo, tras un estudio detallado de la dedicatoria que existe en su colofón, la teoría actual es que habría sido encargado por Sancha García, abadesa de Las Huelgas en la época de creación del manuscrito. De lo que no hay duda, debido al tamaño y la calidad del manuscrito, decorado profusamente con oro y plata, es de que se hizo a petición de una persona de alto rango.

En cuanto al scriptorium de origen no parece probable que fuera Las Huelgas, de donde no se conocen otras obras. Se supone que pudo ser algún monasterio del entorno burgalés, posiblemente San Pedro de Cardeña, aunque parece seguro que en su iluminación participaron al menos dos artistas toledanos.

La encuadernación actual no es la original, habiendo sido sustituida posiblemente en el siglo XIV, momento en que además se reforzaron algunos dobles folios. El libro se ha debido utilizar mucho porque, aunque su estado de conservación es bueno, el pergamino está desgastado en los bordes y en muchos puntos se han repintado las letras.

No se tienen noticias del manuscrito entre el año 1770 en el que lo estudió E. Flórez en el Monasterio de las Huelgas, donde debió permanecer hasta la desamortización de Madof de 1869, y 1910 en que fue vendido a John Pierpont Morgan. Desde entonces pertenece a la Morgan Pierpont Library de Nueva York.

SIGLO XIII

Biblioteca Pierpont Morgan de Nueva York (Ms M.429).

El M.429 Beato del Monasterio de las Huelgas, es el mayor de todos los manuscritos existentes del Beato
(52 x 36,4 cm. tamaño de la página)

En la segunda de sus dos acotaciones aparece fechado en el año 1220, consta de 187 folios y contiene 116 miniaturas enmarcadas con tamaños que van desde el cuarto de página hasta la página completa, y en algunos casos, a la doble página. Estas incluyen más de 100 ilustraciones del Apocalipsis y 10 miniaturas que acompañan al Comentario de Jerónimo sobre el Libro de Daniel.

También contiene considerables prefacios y demás aclaraciones adicionales, como las Tablas Genealógicas, con escenas del libro del Génesis y la Adoración de los Magos, Ángeles que sostienen los Brazos de una Cruz, el Maiestas Domini, retratos de Evangelistas acompañados por Testigos, Ángeles Portadores de Libros, San Miguel y el Dragón, y una página completa decorada con la letra Omega.